Plaza de la Paja

domingo, octubre 07, 2012



La plaza fue el centro neurálgico de Madrid durante la Edad Media. En los siglos XIII y XIV constituía el foco comercial de la ciudad, como lugar de mercado. Entró en decadencia a partir del siglo XV, cuando el rey Juan II de Castilla ordenó construir la Plaza del Arrabal (precedente de la actual Plaza Mayor), a la que se desplazó la actividad comercial de la villa.

Pese a ello, mantuvo su importancia como lugar de residencia de las principales familias nobiliarias deMadrid. En su entorno estaban situados diferentes palacios (como las casas palaciegas de los Lasso de Castilla y de los marqueses de la Romana, entre otras), de los cuales sólo se conserva el Palacio de los Vargas, apellido vinculado al patriciado urbano desde la conquista cristiana de la ciudad.

El lugar también tuvo una gran relevancia desde el punto de vista religioso. En la plaza se llevaba a cabo una costumbre católica, que se encuentra en el origen de su topónimo y que fue instaurada en el siglo XVI, una vez levantada la Capilla del Obispo en la cara meridional del recinto. Los vecinos de la villa estaban obligados a entregar paja a los capellanes y cabildo de la citada capilla, con la que estos alimentaban a sus mulas.

La Capilla del Obispo aparece adosada al complejo parroquial de la Iglesia de San Andrés, aunque sin acceso directo al mismo. Fue construida entre 1520 y 1535, a instancias de la Casa de los Vargas, para albergar los restos mortales de San Isidro, quien, en el siglo XII, estuvo bajo la servidumbre de esta familia. Presenta una notable fachada plateresca, que deja paso, en el interior, a un estilo transitorio entre el gótico y el renacimiento.

El lector de la Plaza de la Paja es una escultura en bronce en tamaño natural que representa a un hombre sedente leyendo un periódico. Obra de Félix Hernando García, data de 1997.


Square Straw.  In the sixteenth century, when the Bishop's Chapel was erected on the southern side of this square. The residents of the village were required to deliver straw to chaplains and council of that chapel for feed their mules.
Bishop’s Chapel with plateresque facade and transitional style between gothic and Renaissance.
The reader of the Square Straw is a sculpture bronze life-size depicting a seated man reading a newspaper. Work of Félix García Hernando, dating from 1997.


fuente: Wikipedia España

Puede que también te interesen

0 comentarios