Caligrafía gótica textura

martes, febrero 25, 2014

Actualizándome para el mercado laboral, he participado en una taller de caligrafía gótica...

Durante los siglos XII y XIII se producen en la cultura unos cambios radicales que tienen sus efectos sobre las características de los manuscritos y su forma de escritura.
Hasta esta época, los estudios y los libros eran una prerrogativa casi exclusiva de eclesiásticos y únicamente producidos en monasterios y escuelas catedralicias. Sin embargo, a partir de la mitad del siglo XII la cultura se difunde fuera de los monasterios, divulgándose en torno a las grandes universidades que van surgiendo en todos los países en esa época y a las que acuden estudiosos de toda condición: eclesiásticos, religiosos y laicos.

Se necesita por lo tanto proveer de los libros necesarios a las universidades para que puedan desarrollar sus enseñanzas. Esto provoca una gran demanda de textos que afecta al mercado librario; de nuevo, al igual que en la Roma antigua, surge un comercio en torno a los libros. Estos son producidos en oficinas librarias dependientes de los centros universitarios con estatutos propios y privilegios.

Taller Caligrafía Gótica

En este nuevo ambiente, los manuscritos cambian profundamente de carácter: la escritura deja de ser espontánea, convirtiéndose en rígida, amanerada y con la uniformidad propia de los productos producidos en serie.
Al mismo tiempo se busca la economía de papel, es decir que quepa la máxima cantidad de texto en el menor espacio posible, lo que implica contraer las letras, trazar ascendentes y descendentes cortos, así como utilizar abundantes abreviaturas.

Otro factor que influyó en el aspecto de la letra gótica fue uno de tipo técnico: la punta de la pluma se cortó de forma oblicua a la izquierda, lo que da como resultado que los trazos horizontales y verticales fueran de trazo grueso y los oblicuos finos y tenues.
La consecuencia en el campo de la escritura es la formación de un tipo caligráfico duro y fuertemente anguloso, adaptado especialmente para manuscritos solemnes.

Un paralelo con la arquitectura gótica donde triunfa el arco apuntado frente a las formas redondeadas también es evidente.

Taller Caligrafía Gótica Taller Caligrafía Gótica Taller Caligrafía Gótica

La gótica textura
La variante textualis o textura es la más formal y cuidada de todos los tipos de letra gótica y fue usada en manuscritos de lujo, siendo hoy en día la forma más asociada con la escritura gótica.
Toma su nombre del latín "textum" que significa entrelazado, tejido. Definición muy apropiada porque es una escritura muy condensada en la que las distintas letras que forman una palabra están muy juntas, con tendencia a tocarse e incluso a solaparse algunos trazos, como si estuvieran "tejidas". Las letras pierden en determinado aspecto su importancia individual para dar un impacto visual de la palabra como un todo. Es fácil incluso confundir letras como la "c" y la "t", la "u" y la "n".

La gótica textura gozó de amplio favor en toda Europa, en especial en los países del norte (Inglaterra, Alemania y Dinamarca). En Inglaterra es conocida como "Old English" o "Blackletters" (letras negras) que hace referencia al carácter oscuro que le confieren sus trazos anchos y condensados que dejaban poco espacio libre entre las letras dando impresión de manchas negras.

Taller Caligrafía Gótica
Taller Caligrafía Gótica
Taller Caligrafía Gótica

Taller Caligrafía Gótica

Taller de Caligrafía en Museo ABC de Dibujo e Ilustración.
impartido por Josemaría Passalacqua,
Telenoticias TeleMadrid (del minuto 32:17 al 33:50)



Puede que también te interesen

0 comentarios