Cangrejo de río

sábado, enero 09, 2016


Cangrejo de río

Cangrejo de río americano, un invasor.

La introducción de especies extrañas en un ecosistema distinto al suyo es uno de las principales causas de pérdida de biodiversidad en el mundo actualmente, según señalan los biólogos. Y debido a la globalización, el hombre está llevando a cabo, queriendo o sin querer, muchos de estos 'experimentos naturales'.

El resultado de estas traslocaciones es impredecible, pero suele saldarse de forma negativa para la estabilidad de los hábitats que acogen a los nuevos especímenes. Con frecuencia, cuando éstos logran asentarse, carecen de enemigos naturales o muestran una mejor capacidad de competir por los recursos, por lo que desplazan a las otras especies y proliferan llegando a considerarse una plaga. Es lo que se conoce comouna invasión biológica.
"Según explica el CSIC en una nota de prensa, el cangrejo de río americano ('Procambarus clarkii') es una especie endémica del golfo de México que fue introducida en el Guadalquivir cuando algunos ejemplares se escaparon de unas instalaciones de acuicultura en 1973.
Desde entonces, el 60% de los depredadores del ecosistema han incluido a este cangrejo de río americano en su dieta. Según la investigación realizada en la Estación Biológica de Doñana, cuanto mayor es el consumo de cangrejo por parte de una especie, mayor ha sido el aumento de su población a lo largo de los años." (Fuente)

Por otra parte:
Rentabilidad económica de la captura del cangrejo rojo americano.
En los primeros años tras su introducción hubo grandes disputas entre pescadores y arroceros en relación a la rentabilidad económica de la extensión de este crustáceo.
Los pescadores se veían muy beneficiados de la introducción de esta especie en los arrozales ya que debido a la gran demanda de cangrejo que existía en esos momentos en nuestro país la producción aumentaba de forma espectacular y por tanto sus ganancias eran mayores.
Por otro lado, los propietarios de los arrozales veían disminuida su producción de forma proporcional al crecimiento de la población de este cangrejo ya que perjudicaba gravemente sus plantaciones por el deterioro que producían sus excavaciones en los mecanismos de retención de agua, tan necesarios para el bienestar de las plantaciones, que provocaban la pérdida casi total de la cosecha. (fuente)

El caso es que este cangrejo reside en un río en Zamora, y desde hace muchísimos años ya no se ve por aquí el cangrejo de río europeo o cangrejo de patas blancas (Austropotamobius pallipes).


Puede que también te interesen

0 comentarios