Con las gafas de 180º

lunes, mayo 07, 2012


haciendo pruebas de ojo de pez en el Puente de Segovia (Madrid).

El Puente de Segovia es el más antiguo (sobreviviente) de la ciudad. Su construcción fue ordenada por Felipe II a su arquitecto preferido, Juan de Herrera, autor del Monasterio de El Escorial y del Palacio Real de Aranjuez, entre otros edificios. (1582-84).
En 1936, durante la Guerra Civil española, fue volado por el bando republicano para evitar la entrada en Madrid de las tropas franquistas, al mando del general Yagüe. Tras la contienda, fue reconstruido introduciendo algunas variaciones con respecto al diseño original. Se ensanchó y fueron construidos cuatro patines (dos a cada lado) y un embarcadero.

El puente está realizado en sillares de granito y consta de nueve ojos con arcos de medio punto almohadillados. Sus pilares aparecen custodiados por tajamares rematados cónicamente y coronado por un sencillo antepecho, que recorre la lí­nea de imposta. Por encima de ésta asoman unos adornos esféricos de granito.

Los jardines del proyecto Madrid Rí­o en este puente consistieron en cuatro estanques independientes, uno por cada patí­n, dos están adornados por fuentes monumentales y los otros dos, por jardines de lirios acuáticos (2010).

Puede que también te interesen

0 comentarios