Viaje al papel artesano Japonés

viernes, noviembre 23, 2012

Así rezaba el título de la conferencia-taller que ha organizado La Fundación Japón con la colaboración de Bonsaikido en Madrid.
Hemos conocido el washi o papel japonés: su historia, sus cualidades y sus múltiples usos. El taller ha finalizado con la elaboración de nuestro propio papel (dos postales).


Journey to Japanese handmade paper.
It was the conference-workshop organized by Japan Foundation in collaboration with Bonsaikido in Madrid.
The washi or Japanese paper: its history, its qualities and its many uses. The workshop ended with the development of our own paper (two cards).



Un resumen de lo que nos contaron:

El Papel, ya se hacía hace 3000 años en Egipto. Se obtenía del Papirus, se hacían finas capas de su tronco.
El Tesuki Washi (papel Japonés hecho a mano) fue inventado en el año 105 d.c. por un funcionario Chino llamado Cai Lun.
El papel se extendió a través de la Ruta de la Seda tanto hacia el Oriente (Japón) como hacia el occidente. En el 751 China fue derrotada en una guerra frente al mundo islámico. Los artesanos chinos que elaboraban el papel fueron presos y llevados a los paises islámicos. En el 960 llegó a Egipto, en el 1040 a Libia y en 1150 a España y más tarde a Francia. A Italia llegó por la ruta de Damasco. El papel fue fundamental en el Renacimiento Italiano. En el s. XVI llega a Inglaterra, Noruega... y finalmente en el s. XVIII a América.
Las primeras elaboraciones fueron a partir de fibra vegetal, a partir de tejido usado (como el lino) en el Tibet y Tailandia aún se utiliza este sistema.

Existen dos tipos de papel:

- Yoshi: es el papel occidental. Inventado por los europeos, y lo industrializaron en el s. XIX. Se utiliza celulosa (madera) y es realizado por máquinas. La celulosa lleva una sustancia dificil de diluir en el aguapor lo que acaba en el papel (la lignina) que hace amarillear el papel a la luz. En 1873 se introdujo en Japón.

- Washi: papel japonés tradicional, hecho a mano a partir del Kozo. Se distingue porque al mirarlo al trasluz se distinguen unas líneas que son las marcas de la malla que lo ha sujetado. Es distinto al papel industrializado porque rompe distinto en una dirección y otra (en una de ellas hay que hacer mucha fuerza para romperla a mano) esto se debe a la las fibras vegetales al secarse se entrelazan. Es muy duradero, no amarillea y aguanta el agua. Tiene una belleza y un tacto especial. Lo utilizan en lámparas, paredes, estores, piezas de decoración ...

El kozo es un tipo de morera que se puede cultivar, solo se utiliza la raíz se arranca en invierno, se corta en trozos de unos 70 cm de largo, se mete en una caldera al vapor porque es más fácil de pelar. Solo se utiliza la piel, y se almacena.
Se ablanda y se elimina la parte oscura de la piel, para que sea una papel de mayor calidad, dependiendo de la calidad de la pulpa lo elaborarán artesanos más experimentados o aprendices. Pasa a una caldera donde se le añaden materiales alcalinos(tipo sosa) y se cuece durante dos horas. Ahora que está más blandito se eliminan las impurezas, tradicionalmente al ser talleres familiares esta tarea la realizaban las mujeres, se tenían que meter incluso las abuelas en el río en invierno. Después se machacaba y se pasaba a la trituradora. Ya tenemos la pasta preparada para la fabricación del papel.
Antes de mezclar el kozo con el agua se filtra en una bolsa. Se introduce los marcos de madera con la malla en la colada con unos movimientos rápidos y precisos para sacar el espesor exacto del papel es algo solo controla el artesano y hará que cada papel sea diferente de cada artesano. Se saca el papel del marco y se despega de la malla (es la que dará el dibujo al papel) y se pone a secar.
Todo el proceso de este papel se realiza en invierno, por eso un día de sol en invierno es un día de mucho dinero (tienen un dicho pero no me quedé con él).

Esta técnica de fabricación del papel fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por al UNESCO en el 2009.

Puede que también te interesen

1 comentarios