Trajes de Baño y Exposión Corporal

domingo, enero 13, 2013

"Trajes de baño y exposición corporal. Una historia alternativa del siglo XX". Museo de Traje.

La exposición, compuesta de 59 prendas tiene como objetivo mostrar la evolución en el tiempo de los trajes de baño y la progresiva exhibición corporal de las mujeres desde finales del XIX hasta la actualidad.
Pretende ser un homenaje a la revolución por la liberación del cuerpo de la mujer, sin la que hubiera sido imposible la evolución de esta prenda.

Trajes de Baño y Exposión Corporal (1880-1910) by aidibus
1880-1910
1880-1910 - Los trajes de baño.
Los primeros bañadores eran muy parecidos a los que llevaban los hombres. Por lo general eran de color oscuro, para ocultar el cuerpo, aunque a veces se hacían en colores llamativos, y consistían en un vestido corto sobre unos pantalones anchos y largos. Por razones de recato, algunos bañadores llevaban sobrefalda y se llevaban encima de un corsé.

Trajes de Baño y Exposión Corporal (1908-1940)
1908-1940
1908-1920  - La transición al bañador
durante la Primera Guerra Mundial, las mujeres tuvieron  que ocupar los puestos de trabajo de los
hombres, destinados al frente. Además, en algunos países también obtuvieron el derecho al voto.
Dicha transformación trajo consigo una nueva actitud ante la salud y el ejercicio físico, que comenzó a promoverse y practicarse de manera generalizada entre las mujeres jóvenes a los dos lados del Atlántico. A principios del siglo XX empieza a ser frecuente la participación de las mujeres en las competiciones deportivas, lo cual afectará a la forma de los trajes de baño, a la vez que las mujeres rompen los tabúes relacionados con mostrar el cuerpo.
En la primera década del siglo XX serán dos los tipos de bañadores que tendrán mayor desarrollo: uno, eminentemente práctico, para las deportistas; y otro, más en la línea de las tendencias de moda. Las mujeres interesadas en el baño como deporte utilizaban para nadar monos de punto, similares a los de los hombres; el punto y el fino algodón trataban de reducir la resistencia al agua y el peso del tejido; también procuraban la elasticidad  y la opacidad cuando la prenda se mojaba, aunque entonces marcaban completamente la silueta. Para las menos interesadas en la natación, se crearon para la playa bañadores de algodón que
incluían detalles de moda y disimulados bombachos que realzaran la silueta y los atributos de la figura femenina.

1920-1930. El maillot de lana. 
En los años 20, cuando las faldas empezaron a acortarse, los bañadores fueron reduciendo sus dimensiones. Al aumentar la popularidad de la natación entre todas las clases sociales, se desarrolló la industria del traje de baño.

1930-1940  - El lastex
Es un tejido de filamentos de goma cubiertos de algodón u otras fibras, que pesaba menos, tenía una mayor elasticidad, permitía un secado más rápido, reducía la resistencia al agua y aumentaba la velocidad de los atletas. La invención del lastex transformó la práctica de la natación.
Los bañadores de las más fieles a lamoda se ceñían al cuerpo y sostenían el pecho como un sujetador, además de comprimir y sostener el  vientre y el trasero  como una faja.
La alianza de la industria del traje de baño con los estudios de Hollywood promovió que las actrices lucieran su cuerpo con maillots y conjuntos de dos piezas en lastex, buscando aumentar la venta de películas y de bañadores.
Durante la Segunda Guerra Mundial, muchas pin ups posarían con trajes de baño de lastex para fotografías que se enviaban a los soldados que se encontraban en el frente. Era la primera vez que el cuerpo de la mujer se utilizaba para la venta de productos al público general.


Trajes de Baño y Exposión Corporal (1940-1960)
1940-1960
1940-1950. La reacción contra el lastex. 
La Segunda Guerra Mundial liberó el mercado estadounidense de la influencia de las casas de costura parisinas y ofreció a los nuevos diseñadores la oportunidad de fabricar prendas más informales y  funcionales para las clases menos favorecidas.
Aunque el lastex resultaba práctico para las nadadoras profesionales, la mayoría de las mujeres no iba a la playa a nadar, sino a divertirse, por lo que preferían los bañadores de fibras naturales, como el algodón y la
lana, y carentes de soporte interior. . Ello trajo consigo una gran variedad de diseños. El diseñador Rudi Gernreich diseñó principalmente bañadores sin sujeción interna. El desenfadado estilo de vida de Hawai se tradujo en una línea basada en estampados en algodón, que resaltaban la comodidad y naturalidad del cuerpo.
Al término de la guerra, se recobró la silueta de reloj de arena para subrayar la feminidad de las mujeres, que, durante la contienda, habían tenido que realizar el trabajo de los hombres. Cada mujer podía expresarse a su manera para resultar seductora, al contar con un amplio abanico de estilos, desde el más naif hasta el más aristocrático

1950-1960 - El bañador a medida
Esta fue la época dorada del diseño de bañadores y de la alta costura parisina.Los bañadores parecían vestiditos, confeccionados con  lastex  o con tejidos tradicionales, con frunces decorativos y complejas estructuras.
La diversidad de estilos satisfacía a todos los tipos de físico. Todas las mujeres, desde las adolescentes hasta las de mediana edad, encontraban la manera de personalizarse y soñar con las eternas fantasías de la seducción. Muchas veces, emulaban las poses de sus actrices  favoritas con bañadores armados interiormente y provistos de sujetadores con relleno, fajas, volantes y drapeados.
La actriz de espectáculos acuáticos Esther Williams personificaba el glamour y el éxito deportivo, sin dejar de parecer una mujer normal. Los estilos posibles eran infinitos, desde el de la aristocrática Grace Kelly hasta el de la seductora Marilyn Monroe, pasando por el de la voluptuosa Gina Lollobrigida.


Trajes de Baño y Exposión Corporal (1960-1980)
1960-1980

1960-1970 - Exhibir más el cuerpo
En los Estados Unidos, las campañas publicitarias con bellas mujeres en bañador ya no causaban impacto. En un mundo dominado por los medios de comunicación y por la publicidad, resultaba necesario aumentar la desnudez.
El biquini fue introducido en Francia por Jacques Heim en 1946, con el nombre de “átomo”. Poco después, cuando una bomba nuclear hiciera explosión en el atolón Bikini, el ingeniero Louis Reard diseñó una versión con tiras. El papa lo prohibió y las mujeres lo despreciaron hasta 1953, cuando Brigitte Bardot lo utilizó en una de sus primeras promociones en la Costa Azul. Fue entonces cuando el uso del biquini comenzó a extenderse, aunque en un principio sólo en el sur de Francia.
Las mujeres comenzaron a cambiar su opinión sobre esta prenda cuando vieron la célebre escena de la película Agente 007 contra el Dr. No, de 1962, en la que Úrsula Andress emerge de las aguas con un biquini blanco. A ello contribuyó la revolución social de los años 60, momento crucial en la historia de las mujeres. Con la creciente presencia de los medios de comunicación en la sociedad, el público empezó a acostumbrarse a la desnudez que propugnaban los nuevos ídolos juveniles.

1970-1980 - Funcionalidad
Mientras los biquinis y los tangas fueron proliferando en las playas, en las competiciones deportivas predominaron los bañadores de nadadora. Los maillots de spandex minimizaban la resistencia al agua. En los 80 el bañador volvió a cobrar fuerza. Yves Saint Laurent se centraba en la esculturalidad de las formas; y Lacroix diseñó un maillot con un falso corsé rematado con una lazada en la espalda y con bandas para las piernas que recordaba a la ropa interior antigua.


Trajes de Baño y Exposión Corporal  (1980-2000)
1980-2000
1980-1990 - La cadera al descubierto y el revival del bañador a medida
Con el boom económico y las mujeres más prominentes aspirando a ocupar puestos directivos en el mundo de los negocios, los bañadores hechos a medida vivieron un resurgimiento en las playas dominadas por el biquini. Pero ya no tenían sujetadores interiores, rellenos o fajas que disimularan las imperfecciones; al contrario, los maillots y los biquinis dejaban al descubierto gran parte de las ingles y las nalgas, lo que obligaba a las mujeres a depilarse la zona púbica y a intentar ofrecer una imagen preadolescente.   

1990-2000 - Mezcla. La playa hoy
Actualmente, las playas de todo el mundo están dominadas por los biquinis, más por acentuar la desnudez femenina que por el potencial creativo de la prenda. Por ello, las mujeres prestan una gran atención a su cuerpo y tratan de corregir las imperfecciones recurriendo a los implantes y a la cirugía, además de al ejercicio físico, las dietas estrictas, los tatuajes y los piercings. Entre los mejores diseñadores, solo unos pocos crean bañadores para las mujeres interesadas de verdad por la moda y por destacar entre la multitud. Lo último en hacer su aparición en las playas son los buzos para las surfistas que esperan en aguas frías, pacientemente, la ola perfecta.

Puede que también te interesen

2 comentarios

  1. Genial tu reportaje.! Que agobio el traje de baño de lana, me lo imagino mojado y pesando o después de un revolcón de una ola con la arena que se te mete por dentro.....

    ResponderEliminar
  2. Gracias Alicia, eché la mañana.
    Jajaja, en los textos de la exposición decía que en los primeros años(1880-1910) que se producían ahogamientos cuando los bañistas entraban en aguas profundas...y cuando dejaron de hacerlos con mangas, los tirantes se estiraban tanto que las mujeres temían mostrar los pechos... menos mal que hemos evolucionado en los tejidos.
    Pues lo curioso es que utilizaron el mismo tipo de maniquí (con la 'estilosa' talla 34) para todas la épocas, y claro los trajes antiguos tenían que rellenarlos un montón.
    En los años 90 había un bañador con calentadores, eso no lo he visto en la vida!.

    ResponderEliminar