Volver

lunes, noviembre 03, 2014

Sentir
que es un soplo la vida
que veinte años no es nada
que febril la mirada
errante en las sombras
te busca y te nombra

Vivir
con el alma aferrada
a un dulce recuerdo
que lloro otra vez.


Nos cantaba el Gardel


La Sacramental de San Isidro


Si veinte años no es nada, 10 años es la concesión administrativa que dan los cementerios municipales en España para los nichos y 99 años para las tumbas, pasado ese tiempo, el titular del derecho (generalmente un familiar del fallecido) debería renovarlo si quiere mantener ese derecho, pero generalmente los restos no se reclama y el cementerio acaba sacándolos e incinerándolos.


Sin embargo en los cementerios privados si es posible la compra de 'Sepulturas perpetuas' (para toda la muerte) como en La Sacramental de San Isidro, el cementerio eclesiástico más antiguo de Madrid (1811).







Puede que también te interesen

0 comentarios