Ruinas y  tres caballos

lunes, junio 26, 2017

Se trata de las ruinas del convento de Santo Domingo en Piedrahita, fundado por D. Hernando Álvarez de Toledo y Dña Leonor de Ayala, Señores de ValdeCorneja, gracias a una bula pontificia de Gregorio XI dada en Aviñón en 1371.


Albergó a ilustres varones: Fray Domingo de Santa Cruz, Fray Tomás Manrique o Fray Gaspar Fandiño, recopilador de los cuatro libros becerros de esta Villa.

Fue construido en diversas fases a partir del Siglo XIV, y en el siglo XVIII estaba en su pleno apogeo, apesar de sufrir un importante incendio en 1657 que destruyó dos terceras partes del mismo.

Residían en él, veintisiete religiosos, dieciocho sacerdotes y nueve estudiantes. En la guerra de la independencia ya eran pocos los frailes que lo habitaban. El convento fue abandonado definitivamente tras la desamortización de Mendizábal (1834).

Un documento de 1872 describe el estado del edificio:

El convento de Piedrahíta, hoy destruido porque solamente se conservan los paredones y los bellos y airosos arcos ojivales de sus naves, y parte de su limpia fachada de sillería de granito, sirve de cementerio, pero antes lo fue también de los nobilísimos señores del Valle del Corneja. Los muros de su capilla mayor se hallan rotos.


Puede que también te interesen

0 comentarios