Mohernando

jueves, mayo 03, 2018

Mohernando

En el borde de una meseta que la Campiña del Henares tiene en su margen derecha, asomada a un breve vallecillo Mohernando, es punto estratégico en la Edad Media por ser camino natural desde el Henares hacia las Serranías de Ocejón y Aylón.

Su nombre viene de “monte hernando”, se concluye importancia vigilante, ya desde el siglo XII, la Orden militar de Santiago obtuvo este lugar para su cuido y dominio. En Mohernando estaba la casa y cabeza de la institución y la residencia del comendador santiaguista.

Luego pasó a manos reales y de ellas a nobles cercanos al rey Felipe II, como Francisco de Eraso, secretario del monarca, que pagó, según cuentan las leyendas, casi 50 millones de maravedíes por estas tierras cercanas a la actual capital, Guadalajara.
Hay que visitar la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Luz Bella, de gran volumen. En su construcción se aprecian dos etapas: la primera del XVI, de marcado carácter renacentista, y la segunda etapa, mucho más actual, del siglo XX. En el interior destaca el grupo escultórico de Francisco de Eraso y su esposa.

Otros edificios a reseñar son el palacete neomudéjar del Marqués de Mochales, que actualmente alberga una granja escuela; la ermita de la Virgen de la Soledad, de portada renacentista, y la picota del XVI, rematada con un capitel de motivos vegetales, que se encuentra en la Plaza Mayor.

En el paraje de Maluque, hay buenos ejemplos de monte bajo dedicados a la agricultura y la caza.

(guía repsol)


Puede que también te interesen

0 comentarios