León 1

miércoles, marzo 25, 2020

Catedral, Alonso V, Urraca I y Casa Botines

La catedral, también llamada «Pulchra Leonina» (Bella Leonesa), es una joya del gótico universal. Por ella pasan todos los visitantes de la ciudad, pero lo que muy pocos saben es que junto a la capilla de la Virgen Blanca, a la que se accede más rápidamente por la fachada occidental del templo, se encuentra la tumba de Ordoño II.

Cuentan que su fantasma se levanta muchas noches y vaga sin rumbo fijo. En 1991, hace nada, un asaltante anónimo se coló en la catedral rompiendo algunas de sus vidrieras con la intención de clavar una estaca en el pecho de un vampiro que, según él, se pasea cada noche por el templo.


La Casa Botines es una de las tres únicas obras que realizo Gaudí fuera de Cataluña (las otras dos son El Palacio Episcopal de Astorga y El Capricho de Comillas en Cantabria).

Es un edificio modernista que se utilizó como almacén de tejidos y residencia privada. Hoy alberga un museo dedicado al genial arquitecto catalán.

Frente a este edificio hay un banco en el que se encuentra la estatua de Gaudí sentado tomando notas en un cuaderno y junto a una paloma. El lugar se llama popularmente la Plaza de las Palomas, aunque su nombre oficial sea Plaza de San Marcelo.

El conjunto artístico, obra de José Luis Fernández, fue fundido en 1998 y funciona como un auténtico imán para que los turistas se tomen fotos con el autor de la Sagrada Familia. Pero en León muchas cosas no son lo que parecen y hay quien asegura que ese hombre con barba y sombrero no es Gaudí sino el escritor zamorano Leopoldo Alas, «Clarín».

Fuente: abc.es




Puede que también te interesen

0 comentarios